lunes, 29 de abril de 2013

"No estábamos preparados para acoger a tanta inmigración


El día de Sant Jordi el periodista y corresponsal de TV3, Toni Cruanyes, dejó Paris para poder firmar su nuevo libro, Un antídoto contra la extrema derecha.El ex corresponsal de Londres, enviado especial en Bruselas, La Habana, Líbano o Washington, comenzó su carrera internacional en el World Service de la BBC. También fue jefe de Internacional de la televisión catalana y director adjunto del diario Avui.

- Acaba de publicar Un antídoto contra la extrema derecha. Ya ha encontrado el remedio para combatir el mal?

A riesgo de desvelar el final del libro, te diré que la conclusión básica es que, sobre la extrema derecha, hemos hablado poco y mal. Y que por eso hay que analizar a los partidos de extrema derecha, los grupos organizados, sus movimientos a través de Internet y sus ideas. Los partidos políticos tradicionales, los académicos y los medios de comunicación sufrimos una cierta abulímia sobre la extrema derecha: nos llenan la boca para denunciarla, pero no hablamos nada de la forma de hacerle frente.

- Laurent Fabius dice que la extrema derecha "tiene la habilidad de hacer las preguntas correctas, pero da respuestas equivocadas." Estos partidos tienen que recurrir a argumentos tramposos para ganar adeptos?

Su ideología es tramposa. Acusa a la inmigración de quitar los puestos de trabajo a los autóctonos, acusa a los chinos de dejarnos sin fábricas, acusa al Islam de atacar nuestros valores ... De todo esto hay una parte de verdad, pero la solución no es ni expulsar inmigrantes, ni levantar fronteras, ni prohibir la construcción de mezquitas.

- La extrema derecha en Noruega ha sacado un 23% y en Grecia un 7%.Puede ir a más este movimiento?

Sí, de hecho, en Grecia, las encuestas dicen que ahora sacaría un 14% en las elecciones. O Marine Le Pen tiene el doble de opiniones favorables entre los franceses que hace un año, cuando sacó un 19% en las elecciones presidenciales. Lo que está creciendo en Europa es el voto de castigo contra los grandes partidos que se han alternado en el poder en los últimos 30 años, y los que responsabilizamos de habernos llevado hasta la crisis que vivimos actualmente. En algunos países, el voto de castigo pasa por opciones que podrían entrar en la categoría de "populistas", pero no de extrema derecha. Como es el caso de Beppe Grillo en Italia, o del UKIP en el Reino Unido. Pero en muchos otros casos sí son partidos de extrema derecha.

- Vemos que desde el año 2005 éstos tienen cada vez más votos. Cómo se explica este crecimiento?

Los partidos de extrema derecha que han tenido éxito han tenido líderes carismáticos, Jean-Marie Le Pen en Francia, Geert Wilder en Holanda, Jorg Haider en Austria, Nick Griffin en el Reino Unido ..., capacidad de adaptación en su discurso , ahora hablan de la globalización, los derechos de las mujeres, buscan el voto de los trabajadores mal pagados o los parados ... y una muy buena maquinaria propagandística, el caso del empresario de la comunicación, Christoph Blocher en Suiza, que creó esos carteles contra la construcción de minaretes, o con corderos blancos que expulsan uno negro y el eslogan "Los suizos votan UDC ".

- ¿Qué fascina de la extrema derecha a la gente?

Que da soluciones a los problemas de la gente. Los europeos tenemos problemas reales. Y la extrema derecha es la única que aparentemente tiene respuestas. Aunque son falsas. Pero como los partidos de extrema derecha que tienen más éxito son los que no gobiernan, es muy difícil poner en evidencia que sus discursos son mentiras.

- A algunos ciudadanos les da miedo que se pierdan los valores tradicionales y por eso optan por esta opción política?

Los valores tradicionales, y nuestro dinero. El miedo a esta doble pérdida es lo que el sociólogo francés Dominique Reynié llama "populismo patrimonial", porque apela al miedo de perder nuestro estilo de vida y nuestro nivel de vida.Este segundo elemento es el que ha permitido que antiguos votantes de partidos comunistas y de izquierdas se sientan atraídos por el discurso de extrema derecha. Antes, eran los hombres, ricos, de ámbito rural y conservadores los que podían votar la extrema derecha. Ahora, los votantes se han feminizado, se han hecho más jóvenes y, paradójicamente, s'autositúan más a la izquierda.

- Londres y París son dos modelos que han querido dar respuesta a la situación de multi culturalismo. Parece que no les ha salido tal y como esperaban.

Ambos modelos han fracasado. Ni el multiculturalismo británico del "haz lo que quieras, mientras no me molestes", ni el modelo de integración francés, basado en la escuela republicana y la igualdad de todos los ciudadanos. La realidad es que o bien no estábamos preparados para acoger a tanta inmigración en tan poco tiempo, o es que somos más racistas de lo que nos gusta admitir.

- El discurso de la extrema derecha de los países del norte y del sur se diferencia mucho?

En este momento, uno de los elementos más significativos de los discursos de extrema derecha es el euroescepticismo. No quiero decir que todo el que esté en contra de la Unión Europea o la critique sea de extrema derecha, ni mucho menos. Pero sí toda la extrema derecha es euroescéptica. Y, ahora, el Partido de los Verdaderos Finlandeses o el Partido de la Libertad de Holanda están en contra de los rescates de Grecia, Portugal o Chipre. Mientras que desde Italia o España el discurso populista es el que culpa de todos los males a los demás.

- Plataforma per Catalunya entraría dentro de los partidos que usted considera de extrema derecha?

Totalmente. Los patrones ideológicos y los objetivos son los mismos. Pero Josep Anglada está a años luz de la capacidad de seducción y organización política de Geert Wilders o Marine Le Pen.

- En Catalunya es minoritario este movimiento todavía. Cree que el riesgo de un auge de PxC en Catalunya todavía existe o se ha disipado?

Creo que aún existe. Pero PxC no tiene la exclusiva de la extrema derecha en Catalunya. Las actitudes racistas son compartidas por parte de la población y por políticos de otros partidos. Hay un alcalde del PP, en estos momentos, acusado de incitación al odio racista. Y en cuanto a la nostalgia por el franquismo -una característica también de los partidos de extrema derecha-, sigue existiendo en estructuras del Estado español: el ejército, la judicatura ...y, lógicamente, el sindicato Manos Limpias y la Falange.

- El problema es que, hasta ahora, los políticos han tenido miedo de hablar claro?

Sí, el miedo a desmarcarse de lo políticamente correcto ha sido, a menudo, un acto de cobardía que ahora la estamos pagando todos. También ha habido partidos que han hecho justamente lo contrario: aprovechar el discurso xenófobo para ganar un titular de prensa durante la campaña electoral. Y, sobre el populismo, el partido que esté libre de todo pecado, que tire la primera piedra ...

- Muy pocos han tocado temas como la inmigración a pesar de que estaba a pie de calle.

Hay asociaciones y algunos partidos que han hecho un trabajo silencioso en los barrios, que aquí ha evitado males mayores. Y esto hay que reconocerlo.Pero la gran mayoría de la izquierda ha rehuido la confrontación con una realidad que, en cambio, sí han vivido sus antiguos votantes.

- El problema radica en el gran desconociendo que tenemos de las culturas de los recién llegados?

En buena parte, sí. Pero también de un cierto complejo con respecto a la defensa de los valores y las tradiciones autóctonos. Hemos querido rehuir los dilemas morales que nos ha puesto, sobre todo, la religión musulmana.Respecto a las mujeres, respecto a los lugares de oración, respeto las costumbres alimentarias ... Y cuando lo hemos hecho, no ha sido para encontrar una solución, sino para gesticular de cara a la galería.

- Que en España no haya representación de la extrema derecha es únicamente por el sistema bipartidista?

En buena parte, sí. Pero esto puede cambiar. Y también porque, en los años 70, la entonces Alianza Popular dio cabida a los nostálgicos del franquismo de aquel momento. Y eso abortó que en España se creara con éxito algo parecido al Frente Nacional francés.fuenteshttp://cultura.e-noticies.es/no-estabamos-preparados-para-acoger-a-tanta-inmigracion-75261.html

Entrevista de Mireia Giné

No hay comentarios:

Publicar un comentario