viernes, 22 de agosto de 2014

Urkullu pedirá a Rajoy que “apure las posibilidades de diálogo” con Mas

El lehendakari, Iñigo Urkullu, animará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que “apure todas las posibilidades de diálogo” con Artur Mas ante el desafío soberanista de la Generalitat, según fuentes del Gobierno vasco. Lo hará en la nueva reunión que ambos celebrarán, previsiblemente a primeros de septiembre. Urkullu, quien mantiene una actitud “prudente” y “distante” hacia la vía independentista por la que transitan el Ejecutivo catalán y sus socios, ratificará ante Rajoy la “vía vasca” de renovación del autogobierno por la que ha apostado.
El lehendakari también mostrará al jefe del Ejecutivo su malestar por la treintena de recursos que ha interpuesto contra el Gobierno vasco ante el Tribunal Constitucional y que el Gabinete peneuvista interpreta en clave de “regresión autonómica”. Igualmente, trasladará su queja por la falta de respuesta a las dos cartas que le envió antes de las vacaciones para solicitarle una entrevista.
Urkullu y su partido, el PNV, consideran desde hace tiempo que el referente que ha de seguir Euskadi en esta materia es Escocia mucho más que Cataluña. Una delegación peneuvista, con su presidente, Andoni Ortuzar a la cabeza, acudirá el 18 de septiembre a Escocia para seguir el referéndum sobre la independencia. Para el PNV, resulta primordial que esta consulta sea el fruto de un acuerdo, en este caso, entre el primer ministro británico, David Cameron, y su homólogo escocés, Alex Salmond, con quien el PNV mantiene relaciones fluidas. Algo que no sucede con el referéndum que pretende celebrar la Generalitat el 9 de noviembre.
El PNV ve con distancia el proceso catalán porque ya sufrió hace ocho años, con el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe, un proceso similar de división interna y enfrentamiento con el Estado, que le acarreó, entre otras consecuencias, la pérdida de la centralidad y, con ella, la de Ajuria Enea por primera vez. El PNV considera que en Euskadi no se da el consenso suficiente para una apuesta como la catalana.
Para Urkullu y su partido, además, la situación vasca tiene, en estos momentos, su singularidad: una comunidad que acaba de salir de un ciclo de décadas de terrorismo, con centenares de muertos y miles de afectados, y que tiene pendiente un proceso de convivencia, como prioridad, junto con la superación de la crisis económica.
Más allá de lo que suceda en Escocia y en Cataluña, la apuesta peneuvista ya está decidida: lograr un pacto transversal entre los partidos vascos en la ponencia creada a primeros de año en el Parlamento de Vitoria para lograr un nuevo estatus de autogobierno.
El plazo que el PNV ha fijado en esa comisión para tratar de lograr un acuerdo es lo que resta de la legislatura autonómica, dos años. Pero hasta dentro de uno, tras las elecciones municipales y forales de mayo próximo, las formaciones no plantearán sus propuestas.
Para ese momento, ya estarán más claras tanto la situación de Escocia como la de Cataluña. Y las propuestas del PNV seguirán preferentemente el proceso escocés sobre el catalán por su carácter pactista y por el referente que marcará en Europa, tanto si gana el  a la independencia como si triunfa el no. El PNV recuerda que, aunque se mantenga la unión, existe un compromiso de Cameron de negociar un aumento del autogobierno escocés.
Los peneuvistas manejan introducir en la ponencia autonómica que el nuevo estatus vasco incluya alguna fórmula sobre el “derecho a decidir”.
fuente shttp://politica.elpais.com/politica/2014/08/20/actualidad/1408554241_669874.html

http://politica.elpais.com/politica/2014/08/20/actualidad/1408554241_669874.htmlfuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario