viernes, 22 de agosto de 2014

Los partidos soberanistas desafían al Constitucional y enfatizan que se votará

Los cuatro partidos soberanistas catalanes cerraron ayer filas en defensa del referéndum del 9 de noviembre y mostraron su disposición a votar pese a lo que dictamine el Tribunal Constitucional. Dirigentes de Convergència (CDC), Esquerra, Iniciativa y la CUP, todos ellos diputados en el Parlamento autónomo, escenificaron el desafío en la Universidad Catalana d’Estiu (UCE) que se celebra en la localidad francesa de Prada de Conflent. En una ponencia titulada 2014. Año cero: ¿Dónde estamos?, los cuatro políticos coincidieron en dos cosas: llamar a los ciudadanos para que participen en la próxima Diada y garantizar que la consulta será legal al emanar de una ley del Parlament. El Consejo de Garantías Estatutarias tiene de tiempo hasta mañana para emitir un dictamen sobre la validez del texto.
La postura de las cuatro fuerzas, con más o menos matices, va en la línea expresada por Oriol Junqueras, líder de ERC, que llamó el domingo a desobedecer al Constitucional si veta el referéndum. Convergència se mantuvo al margen hasta ayer, cuando su coordinador, Josep Rull, se mostró claro: “Evidentemente, el 9-N se hará, porque lo decide el pueblo de Cataluña, y el Parlament continuará tomando las decisiones, al margen de lo que pueda dictaminar el Constitucional”, sostuvo. Y remachó: “Si se suspende, no nos quedaremos de brazos cruzados y seguiremos trabajando para poner las urnas el 9-N, amparados en la legalidad de la ley de consultas, la legitimidad y la democracia”. El democristiano Josep Maria Pelegrí, consejero de Agricultura del Gobierno de Artur Mas, abogó por elaborar una ley de consultas y un decreto de convocatoria tan perfectos que nadie los pueda impugnar.
Gemma Calvet, diputada de ERC.
Rull, Gemma Calvet, de Esquerra; Josep Vendrell, por Iniciativa per Catalunya, y David Fernández, de la CUP, coincidieron en que una gran movilización en la Diada —la tercera en tres años— resultará clave para determinar la posición del Estado. Con todo, Calvet apostó por no adelantar escenarios al recordar que aún no se ha producido la negativa del Constitucional. La también abogada opinó que el referéndum consultivo es legal y que hay juristas que creen que no infringe la ley fundamental. “Los que se esfuerzan en decir que se debe aplazar la consulta, cambiar la pregunta o que las cosas se hagan de diferente forma lo que quieren es que no se haga”, deslizó en un mensaje a Unió y el PSC. “Votaremos y aceptaremos los resultados porque nosotros sí somos demócratas”, apostilló.

Cita por la independencia

CLARA GIL
La Universidad Catalana d’Estiu (UCE), que se celebra en Prada del Conflent (Francia), es una cita anual del independentismo, que reivindica también unos Países Catalanes. Nacida en 1968 como un foro catalanista en la clandestinidad, la UEC se celebra desde entones cada verano y congrega a dirigentes políticos, académicos y plataformas sociales defensoras de la soberanía de esa comunidad. Dos consejeros de Artur Mas (Ferran Mascarell, de Cultura, y Boi Ruiz, de Sanidad) han participado ya este año en el foro.
Tras la gran manifestación de la Diada de 2012, la Universidad Catalana ha cobrado relevancia, pese a los recortes en las subvenciones públicas. Entre sus principales padrinos y fieles a la cita se encuentra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, quien tenía previsto asistir a dos actos esta semana y que canceló su presencia tras confesar que ha mantenía una fortuna oculta en el extranjero desde hacía 34 años. La Universidad gira básicamente en esta edición alrededor de la consulta soberanista y ha celebrado debates sobre las características de una hipotética Cataluña independiente.
Tras arrancar su intervención con un discurso social, criticando los recortes de Mariano Rajoy y de Artur Mas, el ecosocialista Vendrell reconoció que en su partido cohabitan diferentes sensibilidades, como federalistas e independentistas. Pero destacó que no difieren en que desean votar el 9-N. “Nos equivocaríamos mucho si pensáramos que este es un proceso solo para independentistas”, afirmó, para resaltar que en la consulta tendrán cabida tanto los síes, como los noes, y que lo que cuenta es ejercer un derecho. No olvidó llamar a la “unidad” de los soberanistas e invitó al PSC a sumarse al proceso: “Pensamos que aún falta gente, que esta mayoría podría ser mucho más amplia”.
David Fernández, de la CUP, enfatizó que habrá consulta y que los catalanes saldrán a votar. “Quien cometerá una ilegalidad por prohibir la democracia serán los 12 jueces del Constitucional”, avisó. “No pensamos pedir permiso para ser libres. Tenemos un mandato nacido de las urnas, la legalidad catalana, y no planteamos ninguna alternativa que no sea poner urnas”, señaló Fernández, quien hace tres días recordó que si los ciudadanos tuviesen siempre que acatar la ley aún existiría la mili o no habría avanzado la lucha de los derechos civiles en Estados Unidos.
 fuentes http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/08/20/catalunya/1408532217_950768.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario