miércoles, 10 de febrero de 2016

Junqueras anuncia un “plan de eficiencia del gasto”

El vicepresidente está abierto a estudiar “nuevas vías de fiscalidad” para aprobar los Presupuestos del 2016

El vicepresidente económico del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, ha anunciado este lunes que su departamento pondrá en marcha un “plan de eficiencia del gasto” que se aplicará a todas las consejerías para frenar el endeudamiento que genera el gasto corriente y que, a su parecer, puede hipotecar generaciones futuras. Esta será una de las medidas que presentará a los grupos parlamentarios en las conversaciones para buscar apoyos para los Presupuestos de este año, que, según ha dicho, tienen que dejar atrás las épocas de recortes a pesar de que los niveles de déficit todavía son “insostenibles a medio plazo”. “Los años de ajuste presupuestario han pasado, en buena parte”, ha matizado Junqueras, que ha recordado que subirán un 1% los sueldos de los trabajadores públicos, a quienes se los volverá parte de la paga extra del 2012, se ejecutarán los recursos del fondo de políticas sociales y, además, se llevará a cabo el plan de choque pactado entre Junts por el Sí y la CUP.
Junqueras ha sido el primer consejero a comparecer en comisión parlamentaria después de haber tomado posesión del cargo. A pesar de que buena parte del discurso ha ido orientado a describir el contexto macroeconómico, el vicepresidente ha esbozado las perspectivas presupuestarias para el 2016. La situación de partida es compleja. Junqueras ha sostenido que el cierre de déficit del 2015, que se conocerá en breve, será “inferior al del 2014” (el 2,13% del PIB), pero en “términos equivalentes”, es decir, excluyendo el 0,7% que ha tenido que cargar a instancia del Eurostat y la Intervención General de la Estado. En la práctica, esto quiere decir que, con los datos del pasado mes de noviembre, el déficit será superior.
El vicepresidente no se ha ahorrado críticas al Gobierno central. “No paga la disposición adicional tercera, el fondo de competitividad, las aportaciones a la ley de dependencia y los fondos para políticas laborales, e impide recaudar el impuesto sobre los depósitos bancarios... Limita la capacidad de hacer frente al déficit de la Generalitat”, ha criticado. A pesar de todo, Junqueras ha hecho varias propuestas de actuación tanto en el ámbito del gasto como en el de los ingresos. El vicepresidente se ha mostrado abierto a “estudiar nuevas vías de fiscalidad”, a pesar de que ha sido más partidario de hacerlo por la vía de los impuestos ambientales que no subiendo tributos como el de sucesiones o patrimonio. Junqueras ha dicho que el Govern estará atento a la reforma del sistema de financiación, a pesar de que este está pendiente del nuevo Govern central, pero ha apostado sobre todo para negociar con Madrid los objetivos de los límites de déficit y los intereses de los créditos del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), del 0,834%, mientras que el Estado se financia al 0,005, se ha quejado.
En cuanto al gasto, Junqueras ha apostado por medidas “de recorrido autonómico”. Además del plan de eficiencia, el vicepresidente ha propuesto gestionar toda la recuperación de las deudas con la Administración (ahora gestionada por la Estado ), que supondría un ahorro de 10 millones de euros, asumir la recaudación de impuestos que ahora ejercen los registradores de la propiedad por medio de un convenio (entre 22 y 24 millones) y potenciar la central pública de compras.
Fuentes http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/02/08/catalunya/1454929727_541327.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario